Blanqueamiento dental. ¿Qué necesitas saber?

Blanqueamiento Dental

Uno de los tratamientos más solicitados relacionados con la estética dental  es el blanqueamiento de los dientes. Aunque comparado con la colocación de implantes dentales u otros tratamientos de cirugía bucal el blanqueamiento dental podría parecer relativamente sencillo, no hay que olvidar que, como con cualquier tratamiento relacionado con la salud bucodental, debe ser realizado únicamente por profesionales odontólogos o bajo su estrecha supervisión.

Blanqueamiento dental

 

Como funciona un tratamiento blanqueador. El peróxido de hidrógeno y de carbamida.

El peróxido de hidrógeno, conocido coloquialmente como agua oxigenada, es un producto químico que contiene hidrógeno y oxígeno. Es un compuesto muy reactivo que se utiliza fundamentalmente para fabricar otros productos químicos y, curiosamente, para blanquear papel y telas. Muy diluido también se utiliza para desinfectar lentes de contacto y como decolorante para el pelo.

El peróxido de carbamida también es un producto químico compuesto por peróxido de hidrógeno al que se añade urea.

Tanto el peróxido de hidrógeno como el peróxido de carbamida se utilizan como blanqueadores dentales. Diluidos en bajas concentraciones también podemos encontrarlos en dentífricos y enjuagues bucales y hacen las veces de desinfectante y protector contra la placa y la inflamación de las encías.

El peróxido blanquea los dientes al penetrar en el diente y reaccionar diluyendo las moléculas que provocan manchas o cambios de color. Por lo general, cuanto mayor sea la cantidad de peróxido, mayor será su poder blanqueador, sin embargo, un producto blanqueador con altas concentraciones de peróxido de hidrógeno deberá utilizarse sólo bajo la supervisión de un odontólogo.

De hecho, en función de su contenido en peróxido, los productos de blanqueamiento dental pueden venderse libremente y sin receta para su uso doméstico o venderse únicamente a dentistas para ser aplicados en una clínica dental.

En la Unión Europea, solamente pueden venderse sin receta los productos de higiene bucal que contienen menos de un 0,1% de peróxido de hidrógeno. En Estados Unidos, los productos blanqueadores se venden en concentraciones superiores.

Cómo se aplica los blanqueadores dentales

Los blanqueadores dentales que se pueden comprar libremente para usarse en casa se aplican básicamente de tres modos:

–          láminas con el blanqueador que se adhieren a los dientes,

–          moldes a medida que mantienen el producto blanqueador en los dientes y

–          geles que se aplican directamente sobre los dientes.

La duración del tratamiento dependerá de la concentración del producto y del blanqueamiento que busquemos.

Blanqueamiento dental

Dentífricos blanqueadores sí o no

Tras realizar un estudio con treinta voluntarios que utilizaron diferentes pastas blanqueadoras durante un mes, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha desaconsejado recientemente el uso de pastas dentífricas blanqueadoras si lo que queremos es blanquear nuestros dientes ya que solo uno de los productos testados logró un blanqueamiento de uno o dos tonos en la escala Vita Classical  y en tan solo diez de los treinta participantes.

Más allá de lo riguroso de la metodología del estudio, es un hecho que, hoy por hoy, en las farmacias sólo se pueden comprar dentífricos blanqueadores cuyo contenido en péroxido de hidrógeno no supere una concentración del 0,1%  o del 0,3% de peróxido de carbamida y estas concentraciones poco pueden hacer para blanquear el diente.

Entonces, ¿cómo lograr unos dientes más blancos?

Pues existen dos opciones; visitar a tu dentista para un blanqueamiento dental profesional o arriesgarte a adquirir por Internet un producto ilegal en nuestro país con alta concentración de peróxido de hidrógeno que acabe dañando tus dientes. Desde el Instituo CIMEV te recomendamos encarecidamente que optes por la primera opción.

El problema del peróxido de hidrógeno es que, en las concentraciones necesarias para que tenga efecto blanqueante, atraviesa fácilmente el esmalte de los dientes y un uso no controlado por un dentista puede dañar la superficie del diente y provocar la desmineralización del esmalte debilitándolo irreversiblemente.

Incluso en los tratamientos de blanqueamiento dental dirigidos por un odontólogo, la boca puede irritarse y que el paciente perciba cierto aumento de la sensibilidad dental, pero, si el tratamiento se ha realizado correctamente, estos efectos secundarios serán temporales y los dientes no sufrirán ningún tipo de daño.

Blanqueamiento dental

¿Puedo blanquear mis dientes si tengo una prótesis dental?

Cuando un paciente se coloca una prótesis dental puede elegir el color de dicha prótesis. Existen guías de color (la más conocida es la Vita Classical, pero no es la única) que determinarán el color con el que el laboratorio protésico creará las prótesis sean removibles o fijas.

En caso de que la prótesis dental sea parcial (que no sustituya todos los dientes de una arcada) lo normal es adecuar el color de la prótesis al color del resto de los dientes, sin embargo, se puede realizar un blanqueamiento de los dientes naturales antes de elegir el color de la prótesis para poder optar por un color de prótesis más blanco y mejorar la estética dental del paciente.

Esto es así porque los tratamientos de blanqueamiento dental no afectan a la porcelana u otros tipos de cerámica. Sí pueden afectar ligeramente a reconstrucciones dentales realizadas con resinas compuestas, cementos o amalgamas dentales.

Blanqueamiento por laser

La luz laser o la luz de led aceleran el proceso de penetración del peróxido de hidrógeno lo que, además de conseguir un mayor efecto blanqueador, acorta los tiempos del tratamiento y ayuda a proteger los dientes al exponerlos durante menos tiempo a los productos blanqueadores.

En otros artículos os hablaremos de la blancorexia y haremos especial hincapié en que blanqueamiento dental y limpieza dental no son lo mismo y que la mejor manera de mantener unos dientes blancos, brillantes y sanos es una correcta higiene bucodental diaria.

Eso sí, antes de cerrar este artículo, queremos alertaros sobre los vídeos e informaciones que campan a sus anchas en Internet con consejos milagrosos para blanquear los dientes. El último que vimos recomendaba cepillarse los dientes con agua oxigenada. Ni que decir tiene que es una barbaridad pero si por una de aquellas tropiezas con uno de estos vídeos, consulta a tu dentista antes de hacer nada. Te puedes ahorrar más de un disgusto y nosotros estaremos encantados de aconsejarte para que puedas seguir sonriendo sin problemas.

#EquipoCIMEV

#TuSonrisaEsLaNuestra

Instituto CIMEV | Implantes Dentales Valencia · Dentista Valencia

 

Blanqueamiento dental. ¿Qué necesitas saber?
4.9 (97.14%) 14 votes