Bruxismo y reflujo gástrico. Un caso real de desgaste dentario

Bruxismo y reflujo gástrico

Ruben es un paciente de 35 años que acudió a nuestra clínica para solucionar un problema relacionado con el desgaste de los dientes. Prácticamente había perdido la estructura dentaria y no teníamos esmalte en la zona palatina y lingual de los dientes. Como consecuencia de este desgaste la parte interna del diente se estaba exponiendo y Rubén empezaba a sufrir hipersensibilidad dental. Tenía serios problemas para masticar y por la mañana se levantaba con muchísimo dolor en la musculatura mandibular y la articulación temporomandibular.

bruxismo y reflujo gastrico

Estudiando su caso vimos que, por un lado, Rubén es un paciente bruxista. Como hemos visto en otros artículos, el bruxismo es una parafunción que consiste en el hábito involuntario de apretar los dientes superiores contra los inferiores.

Coloquialmente se conoce el bruxismo como rechinar de dientes y, como decíamos, en la mayoría de los casos, el paciente aprieta sus dientes de manera involuntaria, por lo que no tiene constancia del problema.

Además de ser bruxista, Rubén tiene un problema de reflujo gástrico. Como consecuencia de la medicación que recibió tras un accidente de coche, Rubén presentaba problemas de acidez y esta acidez en la boca estaba causando también la pérdida del esmalte de los dientes.

En este caso en el que bruxismo y reflujo gástrico habían provocado el desgaste de los dientes, había que rehabilitar todos los dientes de ambas arcadas -tanto del maxilar superior como del inferior- y planteamos a Rubén dos opciones: rehabilitar los dientes con resina compuesta o mediante la reconstrucción de los dientes de ambas arcadas con un material más estable como la porcelana dental.

Tras un estudio de fotografías intra y extraorales y registros de las arcadas dentarias y su oclusión, determinamos que era factible cualquiera de las dos técnicas y optamos, de acuerdo con el paciente, la rehabilitación con resina compuesta.

Para el sector posterior utilizamos incrustaciones de cerómero realizadas en laboratorio para que fueran más exactas y reconstruimos el sector anterior con una técnica de férulas con composite de inyección.

Al final del tratamiento, desarrollamos para Rubén una férula de descarga para paliar los efectos de su hábito bruxista y tratar de que el desgaste de los dientes sea el menor posible. Al mismo tiempo, corregimos ciertos hábitos de su dieta para solucionar sus problemas de reflujo gástrico y le dimos unas instrucciones de higiene oral adecuadas a su caso para evitar en lo posible la acidez en su cavidad bucal que provocaba el desgaste del esmalte.

Un caso clínico de la Dra. González y la Dra. Fenellós

 

#EquipoCIMEV

#TuSonrisaEsLaNuestra

Instituto CIMEV | Implantes Dentales Valencia

Sé el primero en decir que te gusta.

Los comentarios están cerrados.