ortodoncia valencia

Cómo limpiar la ortodoncia fija, removible e invisible

Cómo limpiar la ortodoncia

Un tratamiento de ortodoncia no solo juega un papel importante en la estética de la sonrisa, también es importante para disfrutar de una correcta salud bucal. Y no es cosa de niños. Literalmente. Nunca es tarde para ponerse en manos del ortodoncista y corregir posibles maloclusiones, separaciones entre los dientes o dientes mal alineados con unos brackets.

Además de no poder disfrutar de una sonrisa bonita, si los dientes de tus maxilares superiores e inferiores no encajan correctamente al cerrar la boca, el desgaste que sufren es mayor y corres peligro de sufrir fracturas o microfisuras. Al mismo tiempo, estas pequeñas grietas en los dientes son más difíciles de limpiar y pueden acabar acumulando restos de comida y bacterias que deriven en caries y poner en peligro tu salud bucodental.

Tanto en el caso de tratamientos de ortodoncia para adultos como en las ortodoncias para niños, sean fijas o no, la colaboración del paciente en el tratamiento es fundamental. En el caso de los niños, por razones obvias, será necesaria la supervisión de un adulto para que el tratamiento y los cuidados de la ortodoncia por parte del paciente sea el correcto ya que de ello depende en gran parte el éxito del tratamiento.

Una ortodoncia, básicamente, corrige la posición de los dientes forzándolos poco a poco hasta que se alinean correctamente entre sí. Por ello, que el aparato (la ortodoncia) esté en perfecto estado, es imprescindible para que el tratamiento sea eficaz.

Las visitas periódicas a tu dentista durante el tratamiento de ortodoncia facilitarán el control de los brackets y las ortodoncias fijas no requieren muchos más cuidados por parte del paciente que una correcta higiene dental. Las ortodoncias invisibles que se pueden poner y quitar se renuevan cada cierto tiempo durante el tratamiento pero, aun así, recomendamos unos cuidados básicos para cualquier tipo de ortodoncia.

Evita tomar alimentos pegajosos

Si hablamos de cómo limpiar la ortodoncia, abundar en la higiene bucodental va a ser muy importante. Mantener una ortodoncia limpia de restos de comida va a evitar molestias, mal aliento y posibles irritaciones o enfermedades de las encías causadas por una mala higiene. Si llevas una ortodoncia fija, evita en lo posible comer chicles, morder caramelos y alimentos que se puedan quedar adheridos a la ortodoncia. Y si tu ortodoncia es fija, trata de eliminar de tu dieta las bebidas con gas y el zumo de limón.

No pongamos a prueba nuestra ortodoncia

Las ortodoncias están diseñadas para que podamos comer normalmente y prácticamente de todo, pero no son un caza de combate así que tampoco hay necesidad de llevarlas al límite. Si podemos prescindir de alimentos especialmente duros como frutos secos, palomitas, turrón (del duro) y evitar malos hábitos como mordisquear bolígrafos, uñas u objetos duros, evitaremos que los brackets pierdan el cemento que les une al diente y alargaremos su vida y ayudaremos al tratamiento.

Si llevas ortodoncia fija, no comas los alimentos a bocados. Córtalos primero para no forzar el cemento que une tus brackets a los dientes.

La cajita, siempre con nosotros

Es cuestión de acostumbrarse. En el caso de que nuestra ortodoncia sea removible, es importante utilizar la caja que os entregamos con ella para guardarla, tanto en casa como fuera de casa.

En ocasiones, algunos de nuestros pacientes han tenido problemas con su ortodoncia porque cuando salen a comer fuera, utilizan una servilleta de papel o un pañuelo desechable para guardarla. Este tipo de ortodoncias están hechas de un tipo de resina especial que aunque soportan bien la presión de los dientes puede fracturarse con facilidad porque no es flexible. Envolverlas en una servilleta o guardarlas en el bolsillo puede provocar que se rompan o que las perdamos.

Higiene al estilo “Sheldon Cooper”.

El personaje de Big Bang Theory es especialmente escrupuloso con su higiene. Es una de las aristas que le hace más divertido. Si llevas una ortodoncia, aunque no hace falta volverse un maniático de la limpieza y el orden, sí es imprescindible mantener una buena higiene dental y saber cómo limpiar la ortodoncia.

Dedícale a tu ortodoncia unos minutos para limpiarla todos los días o limpia bien tus dientes tras cada comida si usas una ortodoncia fija. Si tu ortodoncia es removible, límpiala con un cepillo de dientes especial (no con el tuyo) al menos una vez al día y ten cuidado cuando lo hagas porque, recuerda, podría fracturarse si no la manipulas con cuidado.

Aunque hay que llevarla puesta el mayor tiempo posible, al igual que con las férulas de descarga para bruxistas, las ortodoncias removibles pueden limpiarse también con desincrustante o con pastillas efervescentes como las que se utilizan para limpiar las dentaduras postizas. En ese caso, simplemente déjalas en un vaso con agua y una de estas pastillas durante unas horas para limpiarla y desinfectarla.

Si tu ortodoncia es removible y ya se ha acumulado sarro en ella, puedes sumergirla durante unas horas en agua con vinagre. Después, enjuágala bien y termina de limpiarla con el cepillo de dientes y pasta con flúor.

Como limpiar ortodoncia
Cepillos interproximales. FOTO: CIMEV

En el caso de que tu ortodoncia sea fija, es muy recomendable utilizar seda dental o un cepillo interproximal para limpiar correctamente bajo el alambre o en aquellas zonas a las que es más complicado llegar con el cepillo de dientes.

No vamos a engañar a nadie. Llevar una ortodoncia no es agradable, pero si no la cuidamos puede llegar a convertirse en un problema. Una ortodoncia sucia puede producir inflamación gingival, caries y halitosis y seguir estos sencillos consejos es suficiente para minimizar las molestias que puede causar este tipo de tratamientos.

Os aseguramos que merece la pena. No sólo por estética. Especialmente por vuestra salud bucodental.

#EquipoCIMEV

Instituto CIMEV | Implantes Dentales Valencia

 

Sé el primero en decir que te gusta.