La importancia de los materiales en odontología

La evolución en el desarrollo de los materiales ha abundado en la mejora de los tratamientos y los beneficios para el paciente y para ahondar en esta idea partimos de la historia clínica de un caso en el que hace años se trató una fractura por traumatismo en los incisivos superiores practicando una endodoncia y reconstruyendo los incisivos con resinas compuestas.

Con el paso del tiempo, una particularidad del tratamiento endodóntico al que fue sometido el paciente provocó la tinción de los dientes. En esta particularidad  y en la solución que ofrecimos a nuestro paciente vamos a centrar este artículo. Sigue leyendo si hemos conseguido despertar tu curiosidad.

 

Endodoncia o tratamiento de conductos

La caries es una patología provocada por múltiples factores que consiste en el reblandecimiento y/o destrucción del esmalte y la dentina como consecuencia de la actividad de las bacterias que se encuentran en la placa dental. Cuando una caries no se trata a tiempo, las bacterias van destruyendo la superficie del diente y penetrando en su interior hasta infectar el tejido pulpar. Cuando esto sucede, es necesario realizar una endodoncia.

La endodoncia consiste básicamente en eliminar el tejido interno infectado del diente y limpiar y preparar la zona para rellenarla con un material biocompatible con el objetivo de  devolverle su salud y recuperar su función masticatoria y estética.

La pulpa es un tejido conectivo localizado en el cuello y la raíz del diente. Se extiende hasta el hueso de la mandíbula o el maxilar y contiene vasos sanguíneos y nervios que tienen la función de nutrir al diente a través del riego sanguíneo y dotarlo de sensibilidad respectivamente.

Cuando la caries ha penetrado en el esmalte y la dentina y llega a la pulpa es necesario extraerla y limpiar esos diminutos  conductos de vasos sanguíneos y nervios. El proceso por el cual se limpian y preparan estos conductos para el relleno posterior se llama tratamiento de conductos.

Reconstruyendo el diente tras la endodoncia

Partiendo de lo expuesto anteriormente, resulta evidente que un diente endodonciado se convierte en un diente más frágil y cuanto más haya avanzado la infección y mayor parte del diente hayamos tenido que eliminar, más débil quedará el diente.

Así mismo, cuando realizamos una endodoncia en dientes posteriores en la que se pierde gran parte del diente, el endodoncista puede llegar a valorar que la estructura que se ha podido salvar no tendrá suficiente consistencia a pesar del rellenado. Al quedar especialmente debilitados, existe la posibilidad de que, con el tiempo, puedan llegar a fracturarse como consecuencia de la función masticatoria. En ese caso, el endodoncista recurre a lo que conocemos como postes dentales.

Qué son los postes dentales

Los postes dentales son pequeñas piezas rígidas que tienen la forma del conducto radicular y que nos permitirán evitar la extracción del diente endodonciado en caso de que éste se fracture.

A pesar de la literatura al respecto, que los postes dentales aporten mayor rigidez al diente es tan solo un mito. La función real de los postes dentales es redireccionar una posible fractura para que en lugar de que el diente se parta por la mitad de manera vertical lo haga de manera horizontal  evitando así que se fracture la dentina del cuello o de la raíz. De esta manera, un diente endondonciado fracturado se podría llegar a reconstruir para que el paciente no acabe perdiéndolo.

Para poner un ejemplo sencillo, podríamos decir que un poste dental es como el fusible de un sistema eléctrico en el que, en caso de una subida de tensión, el fusible salta para proteger al resto del sistema. Un poste dental funciona bajo el mismo principio; hace que, en caso de fractura, el diente se parta por la zona que es posible reconstruir preservando y protegiendo el resto del diente.

Estos postes dentales están fabricados de diferentes materiales (metálicos, cerámicos, de fibra de carbono o fibra de vidrio) y las características de los materiales que empleemos determinarán en buena medida los resultados del tratamiento tanto a nivel funcional como estético.

En el caso que nos ocupa, al paciente le colocaron hace años postes metálicos. Este material, con el tiempo, puede provocar la tinción de los dientes y degenerar en un problema estético por lo que su uso está prácticamente descartado por la mayoría de los endodoncistas.

Para solucionar su problema, le propusimos dos coronas de disilicato de litio en los centrales y dos carillas directas con resinas compuestas en los laterales para armonizar el tamaño con los centrales.

Tratamiento periodontal previo

Antes de proceder a la endodoncia y la reconstrucción de los dientes afectados, la preceptiva exploración clínica, periodontograma y seriada periapical, descartaron afectación ósea pero confirmaron un aumento de la profundidad de sondaje en el sector anterosuperior por presencia de bolsas gingivales.

Por un lado, la gingivitis generalizada que presentaba el paciente y la presencia de placa y cálculo supragingival recomendaba realizar una tartrectomía y, además de la inflamación de las encías, debido a la hiperplasia de la encía (pseudobolsas) en el sector anterosuperior se practicó al paciente una gingivectomía (procedimiento quirúrgico mediante el cual se elimina el tejido gingival lesionado por una enfermedad periodontal) para eliminar las bolsas gingivales y regularizar el margen gingival de canino a canino superior.

Dra. Raquel González Martínez | DDS,MS, PhD

Dra. Laura Fenellós Aldea | DDS, MS

#EquipoCIMEV

Insituto CIMEV · Clínica dental Valencia . Implantes dentales Valencia · Dentista Valencia

Sé el primero en decir que te gusta.