Mejora tus marcas visitando a tu dentista

El rendimiento en la actividad deportiva y la salud bucodental están íntimamente relacionados.

Diferentes informes y estudios evidencian que las personas que practican deporte presentan menores riesgos de padecer enfermedades como la periodontitis. De hecho, es conocido que la obesidad puede ser un factor de riesgo de esta enfermedad de las encías.

En un estudio de la SEPA, el Dr. David Herrera apuntaba recientemente que “las personas que realizan deporte de manera habitual y que presentan un índice de masa corporal adecuado podrían tener menor riesgo de sufrir periodontitis”.

Del mismo modo, de manera inversa, la periodontitis se relaciona con un mayor riesgo de aparición de contracturas musculares, fatiga muscular y tiempos más prolongados de recuperación de las lesiones en los músculos.

Apoyando los resultados de estos estudios, el Doctor Isidoro Cortell, Director de la Clínica CIMEV, asegura que “los procesos inflamatorio-infecciosos en la cavidad oral, como en cualquier otra parte del cuerpo, si son crónicos, provocan una situación de inflamación sistémica que puede repercutir en una mayor tendencia a cierto tipo de lesiones como las musculares que terminen disminuyendo el rendimiento en la práctica de cualquier deporte”.

Alimentación, deporte y salud bucodental

Algunos estudios recientes apuntan hacia el alto consumo de azúcares, bebidas isotónicas, geles y barras energéticas que los deportistas de élite – y muchos deportistas amateurs -consumen durante sus periodos de entrenamiento como la causa de la aparición de problemas de salud bucodental que afectan de una manera determinante a su rendimiento deportivo.

Al mismo tiempo, está demostrado que un menor flujo de la saliva al respirar por la boca durante los entrenamientos también comportaría una mayor desprotección de la cavidad bucal en general y propiciaría la aparición de caries o erosiones en los dientes.

Según los principales estudios sobre el tema las principales causas de la mala salud bucodental entre los deportistas de élite podrían resumirse en cuatro apartados.

  • Factores nutricionales.

Ocasionados por el consumo frecuente de carbohidratos y de bebidas energéticas muy ácidas.

  • Alteración de los mecanismos inmunológicos.

Causados fundamentalmente por la deshidratación, la boca seca y el entrenamiento intensivo.

  • Tensión y estrés.

Ocasionados por la competitividad y los nervios asociados a la competición deportiva y que pueden degenerar en casos de bruxismo y contractura mandibular.

  • Hábitos nocivos.

Hasta hace poco tiempo, la salud bucodental no se tenía en cuenta en la planificación deportiva y estudios como los que vamos a detallar han demostrado que entre los deportistas de élite no se ha tenido en cuenta lo suficiente ni la higiene ni los cuidados de boca y dientes.

La salud bucodental dentro de la planificación deportiva

Los equipos y técnicas de trabajo que afectan a la planificación del deporte de alta competición están cada día más especializados y, sin embargo, en demasiados casos se pasa por alto la salud bucodental de los deportistas.

Un estudio publicado en 2014 y dirigido por Ian Needleman y Paul Ashley en el que se analizaron 34 estudios realizados a diferentes grupos de deportistas de élite de diferentes deportes, reveló que entre el 15% y el 75% de los atletas estaban afectados de caries y más de un 15% de los casos estudiados presentaban problemas de periodontitis. Entre un 5% y un 18% de los deportistas reconocían que sus problemas de salud bucodental podrían haber influido negativamente en su rendimiento deportivo.

Un año antes, el mismo equipo de investigación estudió la salud bucodental de 278 atletas participantes en los Juegos Olímpicos de Londres de 2012. El resultado no deja lugar a dudas; uno de cada dos atletas padecía caries, casi la mitad de los deportistas que aprticiparon en el estudio sufría erosión dental, casi ocho de cada diez padecía gingivitis y el 15% de los casos estudiados estaba afectado de periodontitis.

Según una encuesta entre este grupo de trabajo, el 18% de los atletas que participaron en el estudio estaban convencidos de que estos problemas de salud bucodental afectaban a su rendimiento deportivo.

Conclusiones

Una de las conclusiones más evidentes tras la lectura de estos datos es que los deportistas de élite, e incluso aquellos que practiquen habitualmente algún deporte aunque de manera no profesional, deben tener especial cuidado con su salud bucodental.

Por un lado, sus hábitos alimenticios (alto grado de ingesta de hidratos de carbono, azúcares, etc.) favorecen la aparición de caries y enfermedades de las encías como la gingivitis o la periodontitis y, al mismo tiempo, los entrenamientos y el estrés durante la época de competición pueden generar problemas como las erosiones en los dientes derivadas de un exceso de tensión mandibular o de casos de bruxismo.

Y al mismo tiempo, los problemas de salud bucodental afectan directamente a su rendimiento deportivo provocando lesiones musculares y alargando la recuperación de estas. Si cruzamos ambas evidencias podemos decir que tenemos la cuadratura del círculo: los deportistas deben poner especial cuidado en su salud bucodental.

Para el Doctor Cortell, una de las precauciones que debería tomar cualquier deportista sería “vigilar especialmente la aparición de caries con limpiezas bucales frecuentes a las que sumar una especial atención a la higiene bucal diaria. En el caso de la erupción de las muelas del juicio en los deportistas, y en aquellos casos en los que estén semierupcionadas y puedan provocar acúmulo de placa o comida en una zona de limpieza difícil, con la consecuente inflamación del tejido circundante, se debería valorar su extracción”.

En aquellos casos en los que el bruxismo o la tensión mandibular pongan en riesgo la integridad de los dientes, una férula de descarga podría ser la mejor solución incluso durante los entrenamientos.

#EquipoCIMEV

#TuSonrisaEsLaNuestra

Instituto CIMEV | Implantes Dentales Valencia

Sé el primero en decir que te gusta.

Los comentarios están cerrados.