periimplantitis

Mucositis y periimplantitis: etiología, factores de riesgo y tratamiento

La mucositis y la periimplantitis son dos lesiones causadas por bacterias que afectan a los tejidos que rodean los implantes dentales.

La mucositis, se define como una lesión inflamatoria reversible que afecta a la mucosa alrededor del implante. La periimplantitis, por su parte, también afecta al hueso de soporte.

Clínicamente, se identifica una mucositis cuando se observa un enrojecimiento e inflamación del tejido blando alrededor del implante junto con sangrado al sondaje. En el caso de la periimplantitis, la lesión mucosa está asociada a la supuración, profundidad de sondaje aumentadas y siempre se acompaña de pérdida de soporte óseo marginal.

Los factores de riesgo más importantes son: la higiene deficiente, historia previa de periodontitis y el hábito tabáquico o el consumo de otras drogas inhaladas como marihuana o cannabis. Otros factores, como el consumo de alcohol, un mal control metabólico de la diabetes, la susceptibilidad genética o ciertas características físicas de la superficie de los implantes también pueden aumentar el riesgo de periimplantitis.

Actualmente, la tasa de éxito y supervivencia de los implantes osteointegrados es muy elevada. En algunos estudios supera el 90%. No obstante, la prevalencia de periimplantitis alcanza el 19% en las publicaciones más recientes.

El objetivo del tratamiento de la periimplantitis pasa por eliminar la infección mediante la destrucción del biofilm bacteriano de la superficie del implante así como la prevención de la reinfección.

El tratamiento no quirúrgico de la infección periimplantaria ofrece resultados poco predecibles y es habitual que se precise un abordaje quirúrgico para obtener los resultados deseados. No obstante, en situaciones de gran pérdida ósea periimplantaria e infecciones activas se hace precisa la explantación y esperar a la curación del defecto para volver a rehabilitar la zona nuevamente en un segundo tiempo.

Existen varios tipos de abordaje quirúrgico de la periimplantits:

  1. Cirugía resectiva.
  2. Cirugía regenerativa.
  3. Explantación.

En casos de pérdida ósea horizontal o defectos infraóseos poco profundos se recomienda la cirugía resectiva con desplazamiento apical del tejido blando acompañado de implantoplastia, si la pérdida de la estética lo permite, ya que este tipo de tratamientos provoca una exposición del implante, hecho que en el sector anterior y, en casos de sonrisa gingival, lo contraindican.

La cirugía regenerativa se realizará en aquellos casos  de defectos infraóseos profundos de más de 3 mm o de dehiscencias óseas.

En la actualidad, el enfoque de un tratamiento adecuado para la resolución de la periimplantitis sigue siendo un reto para el clínico. La evidencia científica presentada hasta ahora es muy limitada para establecer un protocolo sólido. Los tratamientos disponibles han mostrado poca eficacia en la resolución de la periimplantitis. Por lo tanto, la prevención y el control estricto  a muy corto plazo de los pacientes portadores de implantes se considera imprescindible para detectar cualquier anomalía en su fase más inicial y prevenir la instauración de la enfermedad periimplantaria, ya que, una vez instaurada y con defectos profundos, los tratamientos serán poco efectivos. Se hará necesaria la explantación de los implantes afectados por dichos defectos profundos y su posterior sustitución, una vez curado el defecto, por nuevos implantes.

Dr. Isidoro Cortell Ballester | MD, DDS, MSc, PhD

Director del Instituto CIMEV

Mucositis y periimplantitis: etiología, factores de riesgo y tratamiento
5 (100%) 5 votes