recesion gingival

Recesión gingival. Diagnóstico y tratamiento.

Diagnóstico y tratamiento de la Recesión gingival.

Una de las consultas más frecuentes que atendemos en la clínica dental en Valencia del Instituto CIMEV es la relacionada con la retracción de las encías.

La retracción de las encías – o recesión gingival – es el proceso por el cual los márgenes gingivales – cresta de la encía que rodea los dientes – se desplazan desde su posición normal localizada en el límite entre la corona y la raíz del diente a zonas por debajo de este límite dejando expuesta parte de la superficie de la raíz.

Causas de la recesión gingival

Una recesión gingival puede estar provocada por causas tan diferentes como la edad, un traumatismo provocado por un incorrecto cepillado, restauraciones protésicas inadecuadas e incluso a la forma de los contornos dentarios. También puede darse una retracción de las encías a consecuencia de complicaciones tras un tratamiento de ortodoncia, recesiones a nivel de los incisivos provocadas por los frenillos labiales o por cambios hormonales en las mujeres durante el embarazo.

Todos estos factores pueden causar la retracción de las encías, pérdida de la papila interdentaria y la creación de un espacio interdental abierto pero la principal causa de recesión gingival es la pérdida de tejido por enfermedad periodontal.

La retracción de las encías no sólo tiene consecuencias estéticas. La pérdida y/o desplazamiento de los tejidos que circundan los dientes genera zonas de difícil acceso a los procesos de higiene oral en las que, además, se acumulan fácilmente restos de alimentos propiciando la proliferación de placa, la aparición de caries radicular e incluso patalogías inflamatorias y/o infecciosas del periodonto como la periodontitis y la gingivitis.

Otra consecuencia de la recesión gingival es que producen hipersensibilidad dentaria ya que el cuello e incluso la raíz del diente pueden llegar a quedar totalmente expuestas provocando molestias en el paciente.

Clasificación de las Recesiones gingivales de Miller

En 1985, el Dr. Preston D. Miller Jr. realizó una clasificación de las recesiones gingivales, que, a día de hoy, sigue siendo clínicamente la más utilizada para describir la recesión gingival:

  • Clase I: Recesión de los tejidos marginales que no alcanza la línea mucogingival.
  • Clase II: Recesión de los tejidos marginales que se extiende o va más allá de la unión mucogingival sin pérdida de hueso o tejidos blandos en el área interdental.
  • Clase III: Recesión de los tejidos marginales que se extiende más allá de la unión mucogingival con pérdida de la inserción periodontal en el área interdental o mala posición dentaria.
  • Clase IV: Recesión de los tejidos marginales que se extiende más allá de la unión mucogingival. Presenta pérdida severa de hueso o tejido blando en el área interdental y/o severa malposición dentaria.

Tratamiento de la recesión gingival

Como acabamos de ver, la retracción de las encías puede venir determinada por diferentes causas y en función de su etiología estará determinado el tratamiento. En cualquier caso, éste constará de dos fases: corregir las causas (tratamiento etiológico) y corregir las consecuencias (tratamiento restaurador).

El tratamiento etiológico tiene como objetivo corregir los factores causantes de la recesión. Es decir, si tu dentista determina que, por ejemplo, la retracción de tus encías se debe a un cepillado traumático o a la inflamación de las encías asociadas a la acumulación de placa, lo primero que vamos a hacer es tratar de corregir los hábitos de higiene dental y eliminar esa inflamación. Una vez superada esa fase, habrá que reevaluar el estado de salud de los tejidos y decir si realizar o no el tratamiento quirúrgico correctivo.

En cualquier caso, los motivos que nos pueden animar a llevar a cabo un tratamiento quirúrgico son:

  • Recesión progresiva constatada en el tiempo.
  • Hipersensibilidad dental.
  • Aparición de caries radicular.
  • Inflamación crónica o recurrente de la encía por falta de encía adherida.

Puede darse el caso en el que, aunque no se presenten ninguno de estos tres motivos, el paciente solicite la intervención por motivos estéticos lo cual no suele suponer un problema ya que la intervención, por regla general, no supone riesgos.

Los tratamientos quirúrgicos de cirugía mucogingival consisten en el injerto de tejido blando y pueden ser:

  • Injertos de tejido conectivo subepitelial
  • Injertos de encía libre
  • Colgajos pediculados
  • Regeneración tisular guiada

En la siguiente imagen podemos ver un ejemplo de una recesión Clase III de Miller. Puedes hacer clic sobre la foto para ver los detalles.

Recesión gingival

En este caso de la Dra. González, periodoncista del Instituto CIMEV, para corregir la retracción de la encía y cubrir la raíz del diente, practicamos un injerto libre de tejido blando autólogo (tejido extraído al propio paciente) empleando la tuberosidad del maxilar como zona donante.

Gracias a las diferentes técnicas que nos ofrece la cirugía mucogingival, hoy podemos tratar de forma predecible las recesiones gingivales y solucionar los problemas de estética dental y salud bucodental que provocan… pero sobre estas técnicas profundizaremos en próximos artículos. 😉

#EquipoCIMEV

Instituto CIMEV | Implantes Dentales Valencia · Dentista Valencia

Recesión gingival. Diagnóstico y tratamiento.
1.5 (30%) 2 voto[s]