Los refrescos y zumos de frutas también pueden dañar tus dientes

Cuando llega el buen tiempo es habitual que frecuentemos las terrazas para tomar algo con familiares y amigos. Uno de los clásicos en esas reuniones es el café – y ya hemos hablado en otros artículos de lo perjudicial que puede ser para la salud bucodental esta bebida – pero, ahora que hace más calor, quizá te decantes por un refresco o un zumo pensando que, además de ayudarte a aliviar el calor, cuidarás mejor tus dientes.

En realidad no es así ya que tanto los refrescos como los zumos de frutas (naturales o embotellados), aunque no lo hagan directamente, también alteran el equilibrio del pH de la boca.

Qué es el pH

El pH de una disolución es la que determina si ésta es ácida o alcalina. En el caso de la cavidad bucal, el pH idóneo es ligeramente alcalino y su medida está en torno a 7,4.

Un pH ácido en nuestra boca provoca que el esmalte de nuestros dientes se desmineralice y se debilite favoreciendo la aparición de enfermedades como la caries, la acumulación de cálculo supragingival y patologías como la periodontitis.

Refrescos y zumos también dañan los dientes

El café es una bebida ácida y por sí misma provoca el desequilibrio del pH de nuestra boca pero con los refrescos carbonatados y los zumos de frutas sucede algo similar.

Además de que algunas bebidas carbonatadas y los zumos de cítricos contienen ácidos, el mayor problema que suponen es que contienen una gran cantidad de azúcar y, aunque el azúcar no es ácido y no altera directamente nuestro pH, sirve de alimento a las bacterias de nuestra boca que, al alimentarse de ese azúcar, liberan ácido, desequilibran el pH de nuestra boca y dañan nuestros dientes.

De hecho, en la mayoría de los casos, los azúcares son los causantes de la caries.

La saliva; protección natural de los dientes

La saliva es la protección natural que tiene nuestro organismo para mantener el equilibro del pH de nuestra boca y contrarresta la acidez de algunos alimentos que ingerimos, y es por eso que mascar un chicle sin azúcar ayuda a proteger tus dientes al provocar que aumente la cantidad de saliva en la boca.

Aunque un chicle – siempre sin azúcar – puede ayudar, la higiene bucal es la mejor forma de prevenir desequilibrios en el pH causados por ciertos alimentos. Desde la clínica dental en Valencia del Instituto CIMEV,  te recomendamos que, después de beber zumos o refrescos, enjuagues tu boca o te cepilles suavemente para eliminar el azúcar que haya podido quedar adherido a tus dientes y encías. En el caso del café, hasta que puedas cepillarte los dientes, puede ser suficiente con que te enjuagues la boca con agua. Así de sencillo. El pH neutro del agua te ayudará a regular el pH de tu boca y te ayudará a mantener unos dientes sanos mucho tiempo y a cuidar tu estética dental.

#EquipoCIMEV

#PromueveSalud

Instituto CIMEV | Implantes Dentales Valencia · Dentista Valencia

Sé el primero en decir que te gusta.