Cómo saber si sufres bruxismo

¿Te levantas siempre cansado o con dolor de cabeza?. ¿Sientes molestias en los dientes cuando ingieres alimentos fríos o calientes?. ¿Notas a menudo la mandíbula agarrotada y dolorida?. Pues son algunos de los síntomas que indican que puedes padecer bruxismo.

Para empezar, tranquilidad. Tratado a tiempo y por un equipo profesional, el bruxismo y sus síntomas se superan sin demasiados problemas. El verdadero problema es que, en muchas ocasiones, el paciente no sabe que aprieta los dientes hasta que el desgaste de la dentadura está en un grado relativamente avanzado. En esos casos, el tratamiento, además de tratar de corregir las causas del bruxismo y minimizar o eliminar sus síntomas, requerirá de la reconstrucción de los dientes desgastados.

Pero qué es el bruxismo

El bruxismo es una parafunción mandibular que consiste en el hábito involuntario de apretar los dientes superiores contra los inferiores.

Coloquialmente se conoce el bruxismo como rechinar de dientes y, como decíamos, en la mayoría de los casos, el paciente aprieta sus dientes de manera involuntaria mientras duerme, por lo que no tiene constancia del problema.

Y por qué es un problema apretar los dientes

Para que os hagáis una idea, los dientes de ambos maxilares solo deben estar en contacto para realizar dos funciones; tragar y masticar. A lo largo del día, una persona que no padece bruxismo mantiene sus dientes

Dientes desgastados por los efectos del bruxismo. Foto: CIMEVCLinic
Dientes desgastados por los efectos del bruxismo.
Foto: CIMEVCLinic

superiores e inferiores en contacto entre 10 y 15 minutos para realizar estas dos funciones. Podríamos decir que nuestra mandíbula, cuello y dientes “están preparados” para estar en contacto durante ese tiempo. Sin embargo, si durante la noche estamos apretando los dientes y dormimos esas más que recomendables ocho horas, estamos sobrecargando los músculos de la mandíbula y el cuello y provocando un desgaste por contacto en nuestros dientes. Muchos bruxistas, además de apretar, mueven los maxilares de atrás hacia delante y viceversa con lo que el desgaste de los dientes es todavía mayor. Y si también lo hacen estando despiertos, imaginad. En nuestra clínica dental en Valencia hemos tratado casos realmente en los que el paciente ha perdido más del 60% de la superficie de los dientes por desgaste.

Qué provoca el bruxismo

Aunque todavía hay diferentes teorías al respecto de las causas del bruxismo, parece reconocido por una gran mayoría de especialistas que el principal desencadenante es psicológico. El estrés y la ansiedad parecen ser las principales causas. Incluso sin llegar a padecer episodios de ansiedad ni estrés, una persona especialmente nerviosa puede sufrir bruxismo.

Hay profesionales que apuntan a los malos hábitos de sueño, los problemas alimenticios o a una incorrecta alineación de los dientes como causas del bruxismo, aunque en CIMEV somos de la opinión de que estos son factores que pueden agravar la dolencia más que producirla. Una mala oclusión agravará el desgaste de los dientes si los apretamos demasiado pero no parece que éste sea el motivo por el que lo hagamos.

Una vez llegados a la conclusión de que son factores psicológicos como el estrés los que provocan el rechinar de dientes, seré en ese plano en el que se deban tratar las causas, pero las consecuencias del bruxismo requieren el tratamiento de un dentista y es ahí donde nos vamos a detener.

Síntomas del bruxismo

Para que nos entendamos perfectamente, la sintomatología del bruxismo afecta a todos los elementos que intervienen, o están de algún modo implicados o relacionados, en el movimiento de la articulación temporomandibular (a partir de ahora, ATM) que es la bisagra que une el maxilar superior y la mandíbula inferior y que es la que sobrecargamos cuando apretamos los dientes más de esos 10 o 15 minutos al día. Cuando esta articulación tiene problemas o no trabaja correctamente decimo que existen alteraciones de la ATM.

La ATM es una de las articulaciones más complejas del cuerpo, está formada por músculos, ligamentos, discos y huesos y es la responsable de mover la mandíbula inferior hacia delante, hacia atrás y hacia ambos lados.

La alteración o mal funcionamiento de la articulación temporomandibular provoca:

  • Dolor de cabeza, dolor de oídos y dolor o presión bajo los ojos.
  • Chasquidos al abrir o cerrar la boca.
  • Dolor al bostezar o abrir mucho la boca para masticar
  • Dolor en los músculos de la mandíbula.
  • Maloclusiones repentinas.

Además, el bruxismo, por el desgaste que provoca en los dientes, genera en el paciente una especial sensibilidad dentaria a los alimentos fríos y calientes.

En próximos artículos hablaremos sobre los tratamientos para combatir los efectos del bruxismo pero, como adelanto, os comentamos que están orientados a reducir y/o eliminar el dolor que provoca la alteración de la ATM, prevenir el desgaste de los dientes, reconstruirlos en caso de un desgaste avanzado y en casos extremos, recurrir a la cirugía bucal para solucionar los problemas en la articulación temporomandibular y/o poner implantes dentales en caso que sea necesario.

Y, como curiosidad, no. Los deportistas que apretáis los dientes al realizar esfuerzos no sois bruxistas. Eso sí, si dedicáis muchas horas al día al gimnasio no estaría de más que os pasaseis por nuestra consulta y echemos un vistazo al desgaste de vuestros dientes.

#EquipoCIMEV

#TuSonrisaEsLaNuestra

Instituto CIMEV | Implantes Dentales Valencia | Clínica Dental Valencia

 

Sé el primero en decir que te gusta.

Los comentarios están cerrados.