Be water, my friend… o el estrés acabará con tus dientes.

Estrés y salud bucodental

No importa lo que nos digan los motivadores; volver de vacaciones no le gusta a nadie. Y es totalmente normal. Es humano. Y más allá de que cada cual lleve el regreso a las obligaciones y las rutinas como mejor pueda, casi todos vamos a coincidir en carreras para llegar a tiempo al cole, atascos en el camino al trabajo, relaciones profesionales que preferiríamos evitar y exigencias y responsabilidades que habíamos conseguido olvidar durante unas semanas.

Evidentemente, no se acaba el mundo, pero nuestro nivel de estrés va a aumentar considerablemente durante estos días y es importante saber hasta qué punto puede llegar a afectar a nuestro organismo. Y estrés y salud bucodental tambien están relacionados.

Patologías bucodentales asociadas al estrés

La más conocida es el bruxismo, una parafunción mandibular que consiste en el hábito involuntario de apretar los dientes superiores contra los inferiores.

Coloquialmente se conoce el bruxismo como rechinar de dientes y, como decíamos, en la mayoría de los casos, el paciente aprieta sus dientes de manera involuntaria mientras duerme, por lo que no tiene constancia del problema. La etiología del bruxismo todavía se discute pero indiscutiblemente podemos afirmar que el estrés es una de las principales causas del rechinar de dientes. Y sus consecuencias pueden ser devastadoras para los dientes hasta el punto que un paciente bruxista que no reciba el tratamiento adecuado a tiempo puede perder sus dientes prácticamente por completo por efecto del desgaste. Ni que decir tiene que el bruxismo puede comprometer seriamente la función masticatoria y estética de la dentadura y provocar trastornos importantes en la articulación temporomadibular. Podéis consultar uno de estos casos en este enlace.

Patologías infecciosas relacionadas con el estrés

Vuelven los madrugones, regatear 5 minutos más al despertador y, cómo no, las prisas. Parece que el día ha pasado de repente a tener tan solo veintitrés horas y nos falta tiempo para todo. Incluso para cosas tan importantes como dedicar 2 minutos a nuestra higiene bucodental.

Si antes nos cepillábamos bien los dientes ahora no lo hacemos tan bien y si antes lo hacíamos mal ahora lo hacemos peor. Y descuidar un día tras otro el cuidado de nuestra boca y nuestros dientes puede traernos problemas.

Aunque pueda parecer una exageración, el estrés distrae de una adecuada higiene y ello conlleva una mayor acumulación de restos en dientes y encías y, por lo tanto, favorece la acumulación de placa. Por si esto fuera poco, el cortisol (la hormona del estrés), favorece los procesos inflamatorios por lo que puede propiciar un mayor riesgo de padecer enfermedades periodontales como la periodontitis o la gingivitis.

Derivaciones fisiológicas del estrés y sus consecuencias para la salud bucodental

Seguramente habréis leído alguna vez cómo se siente una persona “atacada por los nervios. La frase “tenía la boca seca presa del pánico” es un recurso habitual en las novelas de terror, pero está fundamentado; el nerviosismo y el estrés pueden reducir la secreción de saliva y una boca seca es un foco de bacterias.

La saliva es la protección natural que tiene nuestro organismo para mantener el equilibro del pH de nuestra boca y contrarresta la acidez de los alimentos que ingerimos. Un pH ácido en nuestra boca provoca que el esmalte de nuestros dientes se desmineralice y se debilite favoreciendo la aparición de enfermedades como la caries, la acumulación de cálculo supragingival y patologías como la periodontitis.

Si a esto sumamos que el estrés puede debilitar nuestro sistema inmunológico favoreciendo la aparición de yagas en nuestra boca provocadas por virus y bacterias, tenemos razones más que justificadas para recomendaros respirar hondo.

Como podéis consultar en este enlace, morderse las uñas por estrés también es malísimo para tus dietes así que piensa que tan solo quedan 17 semanas para las vacaciones de Navidad y, hasta entonces, lo mejor que podemos hacer es disfrutar de las pequeñas cosas que nos regala la vida, relajarnos todo lo que podamos… y no descuidar nuestra higiene bucodental. Tu salud lo va a agradecer.

#EquipoCIMEV

#TuSonrisaEsLaNuestra

Instituto CIMEV | Implantes Dentales Valencia · Clínica Dental Valencia

Imagen Creative Commons de @Anieto2k