La vitamina D durante el embarazo previene las caries en el niño.

La vitamina D durante el embarazo previene las caries en el niño

Los niños cuyas madres han llevado una dieta rica en vitamina D durante el embarazo presentan menos caries. Es la conclusión de un estudio publicado en Annals Of Epidemiology y realizado entre un universo de 1.200 pares de madres e hijos que ha evaluado la ingesta dietética de las mujeres durante el embarazo.

La vitamina D o calciferol es un heterolípido insaponificable del grupo de los esteroides. También es conocida como la vitamina antirraquítica debido a que los casos de deficiencia de vitamina D en el organismo puede derivar en la enfermedad llamada raquitismo.

La vitamina D es una provitamina soluble en grasas y se puede obtener de dos maneras:

Mediante la ingestión de alimentos ricos en esa vitamina y a través de la transformación del colesterol debida a la exposición a los rayos solares UV.

Para un individuo adulto y sano, (tanto hombre como mujer) la cantidad óptima de Vitamina D que se debe ingerir diariamente se estima entorno a las 1000 UI (unidad internacional de medida estándar para las vitaminas individuales).

Qué hace la vitamina D

La vitamina D es la que se encarga de regular el paso de calcio a los huesos. Una carencia de esta vitamina provoca que los huesos no absorban el calcio suficiente y comiencen un proceso de deterioro que les lleva a debilitarse y curvarse provocando malformaciones que, además, ya no tendrán cura. Es la enfermedad que conocemos como raquitismo y en estos momentos afecta especialmente a los niños de países subdesarrollados.

En el estudio que traemos a colación en este artículo lo que se pone de manifiesto es la importancia de la vitamina D incluso durante la vida intrauterina ya que, según sus autores, una dieta rica en vitamina D de las mujeres embarazadas afectarán al bebé hasta tal punto que sus dientes se ven reforzados y presentarán menos caries en edades adultas.

Algo que era ya una evidencia científica, que aun en el vientre materno los nutrientes influyen en el desarrollo del feto y en su protección frente a futuras enfermedades, se pone ahora de manifiesto en la relación directa entre la ingesta de vitamina D durante el embarazo y la protección del niño frente a las caries.

Visto el resultado del estudio, queda patente que es tan importante procurar una dieta rica en vitamina D a los niños como a las madres durante el embarazo ya que una dieta rica en  vitamina D reduce el riesgo de sufrir caries en el niño en gestación.

Dieta rica en vitamina D y un poco de Sol

Para aquellas que ya estéis pensando en enriquecer vuestra dieta con esta vitamina, hemos traído a este artículo algunos alimentos ricos vitamina D.

Leche y leche de soja

Un vaso de leche contiene alrededor de 98 UI y muchas marcas ya han añadido un extra de vitamina D a sus compuestos lácteos. Para personas intolerantes a la lactosa, también existen en el mercado leche de almendras o leches de soja enriquecidas con vitamina D.

Yogurt

Muchos yogures tienen aportes adicionales de vitamina D. Algunos yogures de sabores de frutas, por ejemplo, tienen alrededor de 80 UI por cada 100 gramos.

Pescados

El pescado tiene una gran cantidad de VItamina D pero en el caso de su ingesta durante el embarazo tenemos que poner una especial atención. Os contamos por qué.

Hace unos años, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (ahora AECOSAN) publicó una serie de recomendaciones basadas en informes de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y la Dirección General de Sanidad y Consumo (DGSANCO) de la Comisión Europea en las que se recomendaba evitar comer algunas especies de pescado azul durante el embarazo, la lactancia y la niñez debido a la presencia de mercurio.

Sin embargo, más allá de tener en cuenta estas especies (el pez espada, el tiburón, el atún rojo y el lucio), la misma agencia recomienda en una de sus últimas publicaciones el consumo de 1 a 2 raciones de pescado a la semana a las mujeres embarazadas. De hecho, otro estudio de la Universidad de Granada asegura que comer pescado durante el embarazo mejora la capacidad intelectual de los niños y su conducta social. [Ver estudio]

Eso sí, el pescado debe ser siempre pescado congelado y jamás se debe comer durante el embarazo pescado crudo (sushi, sashimi, carpaccio o ceviche), pescado ahumado refrigerado o marinado, ostras, almejas, mejillones crudos o las anteriormente citadas especies.

Los pescados con mayor cantidad de vitamina D que se encuentran fácilmente en cualquier supermercado son el salmón, la caballa o las sardinas enlatadas en aceite y el pez gato, es el alimento con más cantidad de vitamina D. 85 gramos de este pescado proporcionan 425 UI, un 112,5% de la cantidad diaria recomendada de vitamina D en un adulto.

Y para compensar a aquellas que no les guste el pescado, otra de las recomendaciones para sintetizar la vitamina D y que esta cumpla con su cometido reforzando nuestros huesos, una actividad especialmente placentera: tomar el Sol.

Y con estos consejos no solo vamos a favorecer la salud dental de los niños en gestación.

También las personas mayores deberían seguir una dieta rica en vitamina D ya que, entre las mujeres, la mayoría de los casos de osteoporosis es la carencia de vitamina D, no de calcio. Además, en otro estudio que ha caído en nuestras manos, aseguran que los ancianos con mayores niveles de vitamina D mostraban mayor fuerza muscular y eran capaces de desarrollar una mayor actividad física.

Sea como sea, lo mejor siempre es seguir atentamente las recomendaciones de tu médico, especialmente durante el embarazo.

#EquipoCIMEV

#TuSonrisaEsLaNuestra

Instituto CIMEV | Implantes Dentales Valencia

Sé el primero en decir que te gusta.