Cepillos interproximales: qué, cuándo y cómo.

Cepillos interproximales

cepillos interproximales

Los cepillos interproximales o interdentales son unos cepillos especialmente diseñados para acceder a aquellas zonas de la boca a las que difícilmente se puede acceder con un cepillo de dientes convencional.

Los dientes siempre “buscan” el contacto entre ellos y, en una boca sana con unos dientes correctamente alineados, éstos se encuentran en un punto sobre el que inmediatamente encontramos la encía. En estos casos, el uso de un cepillo de dientes convencional y el hilo dental puede ser suficiente para mantener una correcta higiene dental, sin embargo, patologías como la periodontitis o la gingivitis pueden retraer las encías y generar espacios entre los dientes que los cepillos normales y el hilo dental no pueden limpiar correctamente.

En el caso de pacientes con prótesis e implantes dentales, el uso de cepillos interproximales también es altamente recomendable y también resultan imprescindibles para limpiar las ortodoncias fijas o brackets.

Cómo son

Los cepillos interproximales más utilizados constan de un mango en uno de cuyos extremos se encuentra un cepillo cilíndrico que puede ser de varios tamaños. De hecho, una persona afectada de periodontitis tendrá muy probablemente huecos entres sus diferentes dientes de diferentes tamaños y necesitará cepillos interdentales de diferentes tamaños para acceder a las diferentes zonas interdentales para conseguir una correcta higiene dental.

También podemos utilizar Superfloss®, de Oral-B®, que es un hilo dental rodeado de esponja que se utiliza del mismo modo que el hilo dental pero que, dado su mayor grosor, sí es útil para limpiar zonas interdentales amplias y se utiliza especialmente para la limpieza de ortodoncias, coronas, prótesis y puentes.

Cómo se utilizan

El cepillo interproximal cumple la misma función que el tradicional cepillo de dientes; eliminar la placa bacteriana que se acumula entre los dientes tras las comidas y que es la principal causa de caries.

Como comentábamos antes, es muy importante elegir el tamaño adecuado del cepillo interdental y muy probablemente necesitaremos más de un tamaño ya que el tamaño de los huecos entre los diferentes dientes suelen variar. Tú dentista puede ayudarte a seleccionar los tamaños adecuados.

El cepillo interproximal se puede utilizar tantas veces como se desee. Algunos de los pacientes de nuestra clínica nos aseguran que después de utilizar este tipo de cepillos necesitan utilizarlos después de cada comida y siempre los llevan encima. Éste sería el ideal ya que realizar una correcta limpieza tras cada comida es lo más recomendable, sin embargo, para aquellos que disponen de menos tiempo para hacer esta limpieza más profunda, sí es altamente recomendable utilizar el cepillo interdental por la noche, antes de dormir.

Una vez determinado el tamaño correcto de nuestro cepillo interdental, utilizarlo es muy sencillo e incluso mucho más cómodo que la seda dental. Simplemente hay que introducir entre los dientes la zona de las cerdas del cepillo y moverlo de dentro hacia fuera.

En los dientes anteriores, el cepillo se utiliza recto (como lo sirve directamente el fabricante) y hay que ir introduciéndolo con cuidado entre los dientes al nivel de la encía.

Puedes curvar ligeramente el alambre del cepillo para acceder fácilmente entre los dientes posteriores, pero evita volverlo a enderezar para prolongar la vida útil del cepillo ya que el alambre puede partirse.

 

Cepillo interproximal

Cepillo interproximal curvado para acceder a los dientes posteriores y diferentes medidas de interproximales. FOTO: CIMEVClinic

Sólo unos apuntes importantes a este respecto:

–          No es necesario el uso de pasta dentífrica con estos cepillos interproximales.

–          El uso de estos cepillos interdentales no sustituye al cepillado tradicional. Estos cepillos sólo limpian las zonas entre los dientes a las que el cepillo normal no puede acceder pero el cepillado normal sigue siendo necesario para limpiar correctamente la superficie del diente, las encías y la lengua.

–          En caso de producirse sangrado de las encías al utilizar cepillos interproximales, suspende temporalmente su uso y consulta a tu dentista

–          Al igual que con los cepillos tradicionales, hay que renovarlos cuando los filamentos estén deteriorados.

Cuándo recomendamos el uso de cepillos interproximales

En nuestra clínica dental recomendamos el uso del cepillo interproximal como complemento al cepillado tradicional, el hilo dental y el colutorio para mantener una correcta higiene dental en los casos en los que existe una separación sensible entre dientes. En pacientes que han sufrido periodontitis suelen aparecer espacios interdentales debidos a la retracción del hueso y las encías. En estos casos el uso del cepillo interdental es fundamental.

También recomendamos el uso de un cepillo interproximal a pacientes que están recibiendo tratamiento de ortodoncia fija (brackets) y en pacientes con implantes dentales. En cada caso, tu dentista te orientará en la mejor manera de utilizar estos cepillos para evitar que se acumule placa en la ortodoncia o en las prótesis.

El diastema (separación entre dos dientes asociada comúnmente a la de los incisivos superiores) puede ser también un motivo para utilizar cepillos interdentales en esta zona.

Y si tienes cualquier duda sobre los cepillos interdentales, aquí estamos para ayudarte. 😉

#EquipoCIMEV

#TuSonrisaEsLaNuestra

Instituto CIMEV | Implantes Dentales Valencia

 

WhatsApp Escríbenos por Whatsapp