Gingivectomía

Gingivectomía en el tratamiento periodontal

Gingivectomía: cuándo y por qué

La gingivectomía es un procedimiento de cirugía gingival que tiene por objeto eliminar aquellas partes de la encía que han resultado lesionadas en el desarrollo de una periodontitis.

Como hemos visto en otros artículos de nuestro blog, la periodontitis está causada principalmente por la acumulación de placa como consecuencia de una mala higiene bucodental y se presenta con una inflamación de las encías.

Sin el debido tratamiento, esta inflamación acaba provocando que la encía se separe del diente y forme lo que conocemos como bolsas periodontales; espacios entre el diente y el tejido gingival en los que se siguen acumulando restos de comida. De no tratarse correctamente, estos restos acumulados en las bolsas periodontales acaban convirtiéndose en placa subgingival que al infectarse puede llegar a afectar al hueso soporte y provocar la pérdida del diente.

En aquellos casos en los que las bolsas supraóseas presentan una profundidad de más de 3 mm. y/o se ha visto especialmente afectado el tejido gingival, el tratamiento de la periodontitis puede requerir una gingivectomía.

La gingivectomía es una cirugía relativamente sencilla en la que el periodoncista extirpa el tejido gingival que se ha visto dañado a consecuencia de una periodontitis.

La intervención se realiza con un bisturí eléctrico o láser – instrumento quirúrgico que corta el tejido al tiempo que cauteriza la herida evitando la hemorragia – y únicamente requiere de anestesia local por lo que el paciente, ni siente dolor durante la intervención ni requiere hospitalización.

Aun así, en el caso de que el periodoncista considere que un caso concreto requiera practicar una gingivectomía en gran parte (o la totalidad) de las encías (superiores e inferiores), es aconsejable programar las intervenciones por cuadrantes para minimizar las molestias que genera al paciente el proceso de cicatrización en la fase del postoperatorio.

Tras la intevención y durante los siguientes días, el paciente no necesitará mantener más precauciones que las que se pueda tener por una pequeña herida en la boca (no comer alimentos duros o de difícil masticación, realizarse con cuidado el cepillado dental, etc.) y en muy contados casos pueden presentarse complicaciones como las infecciones o el sangrado en la zona intervenida.

La gingivectomía tambien está indicada en patologías como la hiperplasia, la fibrosis de la encía o en aquellos casos en los que la encía haya visto incrementado su crecimiento a consecuencia de ciertos tratamientos farmacológicos. En algunos casos, el odontólogo también puede recomendar una gingivectomía con el objeto de facilitar el acceso a diferentes áreas bucodentales para realizar determinadas técnicas restauradoras.

En el contexto de la estética dental, existe otro procedimiento llamado gingivoplastia que sirve para remodelar el borde de la encía para obtener un contorno del diente más estético. Es un tratamiento muy similar que os explicaremos en próximos artículos.

Instituto CIMEV · Clínica Dental en Valencia

WhatsApp Escríbenos por Whatsapp