¿Problemas cardiovasculares? Habla con tu odontólogo.

Pacientes, odontólos y enfermedades cardiovasculares.

Uno de los principales objetivos del odontólogo es la promoción de hábitos saludables y la prevención de enfermedades que afecten a la salud bucodental entre sus pacientes y la población en general. Estas labores de información y divulgación tratan, por un lado, de reducir el impacto de las complicaciones causadas por las diferentes patologías y, por otro lado, mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Por ello, tanto médicos como dentistas deben ser conscientes de la evidencia científica que vincula las enfermedades periodontales a las cardiovasculares para, así, asesorar a los pacientes acerca de los riesgos potenciales que la vinculación de estas patologías entraña.

Cuando un paciente visita por primera vez una clínica dental, el protocolo exige que el facultativo realice un cuestionario de salud al paciente. Como en todas las relaciones bidireccionales, el paciente no está liberado de ciertas responsabilidades para con el facultativo y entre ellas podemos destacar la idoneidad de ofrecer a su dentista toda la información posible sobre su historial clínico. Esta información, en manos de tu dentista, facilitará un correcto diagnóstico y aumentará las posibilidades de éxito de los tratamientos.

Si tienes problemas cardiovasculares, advierte a tu dentista.

Todos los pacientes de riesgo, o que sufran enfermedades cardiovasculares, deben informar a su dentista para poder recibir el tratamiento específico que requiere, por ejemplo, un paciente hipertenso o que esté recibiendo un tratamiento anticoagulante.

Si eres hipertenso…

El dentista tiene un importante papel en la detección del paciente hipertenso no diagnosticado o incorrectamente tratado y tanto odontólogos como cardiólogos deben estar alerta sobre los efectos adversos que los fármacos empleados en el tratamiento de esta  patología pueden tener en la cavidad oral. Existen posibles interacciones entre fármacos antihipertensivos y la medicación usada en las clínicas dentales que tu dentista debe tener en cuenta, y para ello, debe estar informado de que su paciente está sometido a dichos tratamientos famacológicos.

Si estás recibiendo tratamiento anticoagulante…

En los pacientes que están anticoagulados, tanto las guías europeas de Cardiología (recomendación de clase I, nivel de evidencia C) como trabajos específicos en este campo, recomiendan el mantenimiento de la anticoagulación oral (ACO) antes de la extracción dental simple, independientemente de la existencia o no de enfermedad periodontal. No existe información actualmente que sugiera la interrupción de la ACO para realizar cirugía oral menor; eso sí, se recomienda utilizar técnicas apropiadas de hemostasia y determinar el INR el mismo día de la intervención.

Endocarditis infecciosa

Es una evidencia del riesgo de endocarditis infecciosa después de un procedimiento bucodental. A pesar de las dudas que plantean algunos autores, en las últimas guías europeas únicamente se recomienda profilaxis antibiótica en los procedimientos dentales y sólo para pacientes con riesgo elevado de endocarditis, que son pacientes portadores de prótesis valvulares cardíacas o material protésico valvular, pacientes con endocarditis infecciosa previa y pacientes con cardiopatías congénitas.

Instituto CIMEV | Periodoncia Valencia | Implantes dentales en Valencia

WhatsApp Escríbenos por Whatsapp